¿Hay algún lugar al que a menudo piense en ir o un viaje que siempre haya querido hacer? Podría ser más que un pensamiento lejano o una agradable ilusión. Un plan bien ejecutado y algo de presupuesto podrían hacerlo realidad. A continuación le explicamos cómo empezar.

Piense en sus objetivos generales

En primer lugar, piense en qué lugar ocupa esto en su lista de prioridades financieras. Si bien es posible que tenga una estrategia única para alcanzar este objetivo, esta debe formar parte de su estrategia financiera global. Su objetivo de ahorrar para viajes podría repercutir en los demás. Por ejemplo:

  • ¿Con cuánto más necesitaría contar en su presupuesto para aun así jubilarse “a tiempo”? ¿O se sentiría cómodo trabajando unos años más?
  • ¿Afectará sus gastos en algún momento, su capacidad para saldar una deuda o sus planes para dejar una herencia?

Quizás no quiera sacrificar sus objetivos a largo plazo por unas vacaciones a corto plazo, pero tal vez esté dispuesto a hacer algunas concesiones. Su asesor financiero puede orientarlo sobre diferentes situaciones hipotéticas para ayudarlo a equilibrar sus objetivos en función de lo que sea más importante para usted.

Establezca su visión

Visualice la escapada de sus sueños. ¿Qué está haciendo? ¿Está recostado en una playa soleada, bebiendo un trago con una sombrillita? ¿Tomando un trago en un bar local? ¿Llegando a la cima de una montaña y contemplando el impresionante paisaje? ¿Viaja con alguien o es una aventura en solitario? ¿Cómo se siente? ¿Contento? ¿Relajado? ¿Aventurero?

A continuación, piense en lo que quiere obtener de su viaje (por ej., aventura, tiempo en familia, relajación). ¿Qué aspectos le atraen más (por ej., el mar, un parque temático u otro lugar que lleve en el corazón)? ¿Qué tendría que tener este viaje para cumplir su visión? Anote todo esto para darle prioridad en su planificación. Cuando planifique un viaje con otra persona (por ej., su pareja, un amigo o un familiar), recuerde que también debe tener en cuenta su visión. Puede que tengan que llegar a un acuerdo (al igual que lo harían si invirtieran juntos).

Si usted es una persona más visual y quiere ir un paso más allá (en lo que se refiere a la visión), puede crear un tablero de la visión en papel con un pizarrón de corcho o una cartulina, o uno digital con un programa de diseño o un sitio para compartir imágenes como Pinterest. Puede servirle como recordatorio inspirador y esperanzador de aquello por lo que trabaja.

Piense en los detalles

Una vez que tenga una visión clara de lo que quiere, puede empezar a trazar el camino (en sentido figurado, pero posiblemente también literal) para llegar hasta allí. Empiece por pensar en los detalles de su viaje y en las consideraciones a tener en cuenta para cuando esté lejos de casa. A continuación, siga investigando para analizar sus opciones.

Estos son algunos aspectos que puede considerar:

Calcule el costo y empiece a ahorrar

Calcule los costos asociados a sus respuestas en cada una de las categorías anteriores. Tenga en cuenta la duración de su viaje y cuántas personas lo acompañarán. Si piensa viajar al extranjero y usar la moneda local, también deberá tener en cuenta el tipo de cambio. Las tarifas fluctúan, pero le dará una mejor idea de cuánto le pueden rendir sus dólares. Una vez que tenga sus cálculos aproximados, puede sumar esas cifras para hacerse una idea de cuánto le costará el viaje en total.

Quizás ya tenga suficiente dinero ahorrado para cubrir el costo de su gran aventura, pero si no es así, tiene opciones. Para objetivos a corto plazo (dentro de uno o dos años), recomendamos inversiones seguras y de alta liquidez y, en la mayoría de los casos, dinero en efectivo. Ese dinero puede mantenerse en una cuenta de ahorro, en un mercado monetario o en un certificado de depósito a corto plazo. No pasa nada si está junto con el dinero en efectivo de cada día, pero si lo tiene separado le resultará más fácil llevar la cuenta de cuánto ha ahorrado para ese objetivo concreto. Para objetivos a más largo plazo (de tres a cinco años o más), recomendamos considerar inversiones con posibilidad de crecimiento en lugar de mantener el dinero en efectivo.

¿Está listo para empezar o necesita ayuda para tomar una decisión bien fundamentada? Su asesor financiero puede ayudarlo a calcular la cantidad que necesita, así como el instrumento de ahorro adecuado para alcanzar su objetivo.

Información importante:

Edward Jones tiene la obligación de usar el inglés en sus relaciones y comunicaciones con los cliente. Para obtener más información, visite https://www.edwardjones.com/us-en/disclosures/account-features-service-…